Botar, regalar o vender, despejando el camino al minimalismo

Estos últimos dos días me he dedicado a botar cosas que estaban guardadas hace mucho tiempo, cosas que incluyen ropa, artículos electrónicos, y basura en general.  La sensación después de botar todo fue de alivio, una forma rápida de sacarme un peso que llevaba encima mucho tiempo.  Mi recomendación personal para quienes tienen muchas cosas o ropa guardada sin usarse durante mucho tiempo es, botarla, regalarla o venderla, yo por lo menos me sentí muy bien después de hacerlo.

Hay veces que por simple desorden o flojera no hacemos nada frente a situaciones o cosas que se van transformando de a poco en un problema. Tenemos el caso de la ropa que tenía en casa, que de apoco -y no de un día para el otro- se fue acumulando, hasta que se transformó en un problema; en un gran problema, que mientras más crecía, menos lo queríamos enfrentar.

Mi consejo al respecto.

No esperes que la acumulación de cosas en tu casa se transforme en un problema inmanejable, siempre detéctalo antes y actua rápido y sin contemplación. A sin contemplación me refiero a pensar lógicamente y no con el corazón, si lo que estas decidiendo botar te sirve o no, si lleva guardado más de 1 mes lo más probable es que no sea realmente necesario, no pienses en que dada una muy especial condición esta prenda o artículo se transforme en necesario, solo bótalo, regalalo o véndelo.

 

Arturo

Me gusta lo relacionado a la administración de sistemas, además de la tecnología, el fútbol, el rugby, UFC y las sopaipillas con mostaza.

Suscribete a geek

Obtén los últimos artículos en tu correo.

o suscribete via RSS con Feedly!
comments powered by Disqus